Fractura de cadera, aspectos a tener en cuenta

August 22, 2008

Las más frecuentes son las que se producen en el cuello del fémur o fracturas subcapitales y las que afectan el macizo trocantéreo o fracturas pertrocantéreas. Son muy frecuentes en el anciano, teniendo una gran repercusión funcional e, incluso, riesgo vital para estos pacientes. Se calcula una mortalidad del 20 al 30% durante los seis primeros meses de la fractura. Se producen por caídas, muy frecuentemente domésticas. La exploración demuestra una impotencia funcional absoluta por dolor inguinocrural y contractura antiálgica en la zona de la cadera, así como una actitud característica con rotación externa y acortamiento de la extremidad afectada.
La radiografía de caderas confirma el diagnóstico, debiendo remitirse al paciente al hospital de referencia. Su tratamiento es quirúrgico siempre que el estado clínico del paciente lo permita. Los objetivos iniciales del tratamiento quirúrgico son el alivio del dolor y la movilización rápida del paciente. Las posibilidades de recuperación funcional postoperatoria del paciente están sujetas a muchas incertidumbres, como el estado clínico, su grado de conciencia, su capacidad de colaboración, etc.
El tratamiento conservador está indicado en pacientes con vida basal previa muy deteriorada e incapaces de deambular. En estos casos el enfermo será dado de alta hospitalaria para hacer reposo en cama en su residencia habitual. Esto hace que gran parte de la responsabilidad del tratamiento recaiga en el médico de familia que atenderá al enfermo para aliviar el dolor y prevenir las complicaciones del encamamiento prolongado, especialmente en lo referente a profilaxis antitrombótica, prevención de escaras, neumonías e infecciones urinarias. La extremidad fracturada se debe mantener en suave tracción o al menos en posición antiálgica con la cadera y rodilla en ligera flexión sobre una almohada o férula. Se deben realizar cambios posturales y en cuanto el dolor lo permita, generalmente a la segunda o tercera semana, se debe iniciar la sedestación progresiva. El tratamiento conservador también está indicado en fracturas impactadas y con mínimo desplazamiento que sean intrínsecamente estables.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Rss Feed Tweeter button Facebook button Myspace button Digg button Stumbleupon button Youtube button